Afectados ambientales por inundación solicitan ante CIDH indemnización y aplicación de política hídrica responsable

Ruptura Canal La Compañía

El 26 de octubre de 2011 vecinos del oriente del Valle de México afectados por las inundaciones de 2010 debidas al desbordamiento de los ríos de La Compañía y Los Remedios presentaron su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en una audiencia con la Comisionada Presidenta de dicho organismo, Dinah Shelton.

 


La delegación para el desahogo de la audiencia estuvo integrada por la Diputada Juanita Cruz Cruz; María Esperón, damnificada de Valle de Chalco y activista comunitaria; Alejandro Estrada Apolinar, damnificado de Nezahualcoyotl y activista; Rodolfo Herrera, abogado de los damnificados en la demanda vs CONAGUA y Oscar Banda, antropólogo experto en temas sociales y asesor de la Dip. Cruz. Asimismo expusieron Oscar Monroy, ex rector de la UAM-I y presidente de la Comisión de Cuenca de los Ríos Amecameca y La Compañía y Elena Burns, ambos expertos en materia técnica sobre política hídrica e inundaciones en el Valle de México. Igualmente participaron otros miembros de ONGs, como Andrea Cerami (Centro Mexicano de Derecho Ambiental – CEMDA), Priscila Rodríguez Bribiesca (SAKBE Comunicación y Litigio Estratégico) y Mónica Ramírez (Red por los Derechos de la Infancia en México).

 

Conflicto entre CONAGUA y reclamantes de inundaciones en el Estado de México

El Director General de CONAGUA se ha negado a solucionar el problema de los damnificados por las inundaciones en el oriente del Estado de México a pesar de que se le ofreció una solución viable. Debido a ello, 884 damnificados por las inundaciones de febrero de 2010 en Chalco, Valle de Chalco, Nezahualcoyotl y Ecatepec presentaron demandas contra CONAGUA. El procedimiento jurídico utilizado fue el de la “responsabilidad patrimonial del Estado”, el cual es novedoso. Las demandas se tramitaron en primera instancia en CONAGUA, donde se encuentran actualmente. El retraso en la resolución ya configuró negativa ficta, por lo que pueden pasar a la segunda instancia, el Tribunal Fiscal, en cualquier momento.

Inundaciones en el Valle de AragónLa Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado (LFRPE) prevé expresamente la facultad para que las dependencias celebren convenios de mutuo acuerdo con los reclamantes. Asimismo, prevé el mecanismo presupuestario, que consiste en una partida especial que no afecta los programas de la dependencia. Sin embargo, al haber rechazado esta posibilidad, CONAGUA impide establecer montos de mutuo acuerdo, sino que en el futuro deberá pagar cantidades mucho mayores, afectando al erario. Si CONAGUA pierde el asunto en los tribunales, deberán cobrarse a los ex-servidores públicos los montos pagados, y se fincarán responsabilidades administrativas y penales, además de crear un precedente para la llegada de miles de demandas similares. Pierde, por lo tanto, la oportunidad de transformar un conflicto en un evento social favorable. 

Política hídrica del Estado Mexicano sin participación ciudadana

Con respecto a la política hídrica, Jacobo Espinoza Hilario, representante del Plan Hídrico de las subcuencas Amecameca, la Compañía y lago Tláhuac-Xico y miembro de Guardianes de los Volcanes, enumeró una serie de solicitudes que se le hicieron al Estado Mexicano en la CIDH, entre los que destacan establecer una mesa de negociación para la indemnización de las víctimas por inundación en Valle de Chalco, Tláhuac y Chalco.

Otra solicitud es la elaboración y ejecución de planes participativos para la gestión integral de cuencas. En particular, vincular las inversiones del Fideicomiso 1928, de alrededor de 3,000 millones anuales, a la implementación del Plan Hídrico del río La Compañía. Dicho plan ya fue autorizado conforme al acuerdo tomado en la Tercera Reunión Ordinaria del Consejo de Cuenca del Valle de México, a propuesta del Ing. José Luis Luege Tamargo, Director General de la CONAGUA, realizada el 15 abril 2010, entre las que destacan obras para la habilitación del lago Tláhuac-Xico.

Además se solicita corregir el sistema de concesión de aguas subterráneas para garantizar el respeto a la capacidad de carga de los acuíferos debido a las irregularidades que se presentan en el acuífero Chalco- Amecameca, por ejemplo, hay concesiones agrícolas a nombre de empresas inmobiliarias como Casas GEO y Casas ARA. Otra irregularidad son las concesiones excesivas del Organismo Descentralizado de Agua Potable de Valle de Chalco y del Sistema de Agua de la Ciudad de México, porque siguen sobreexplotando el acuífero al intentar excavar nuevos pozos, como sucede en la actualidad en la col. Providencia en Valle de Chalco, sin considerar que hay una veda rígida desde 1956 para la perforación de nuevos pozos y de que actualmente hay una sobreexplotación del 300% en el acuífero del Valle de México.

Chalco inundadoUn ejemplo de obras mal planeadas son el túnel de la Compañía en el que se gastó casi 2,000 millones de pesos pero a un mes de terminada la obra se volvió a inundar Valle de Chalco con 1 metro de aguas negras. Actualmente construyen un “túnel de estiaje” de $700 millones que se adjudicó directamente a ICA sin licitación. Otro ejemplo es el proyecto Caracol que se construye en Texcoco en el que se pretende infiltrar 1 m3 de agua tratada al acuífero pero perforando en la parte más profunda de arcillas pasando por acuíferos superficiales 3 veces más salados que el agua del mar, lo que pueden contaminar al acuífero profundo de donde se toma agua potable.

En resumen, relató que la sobreexplotación de los acuíferos y la irregularidad en las concesiones genera hundimientos, la elevación de hasta 8 metros de los canales de aguas negras y la aparición de grietas de hasta 4 Km., entre otros. Esto provoca que al romperse el frágil sistema hidráulico de la región se generen las inundaciones de Valle de Chalco, Tláhuac y Chalco. Un ejemplo de lo anterior es que el canal la Compañía perdió la capacidad de desalojo por gravedad por los hundimientos diferenciales que afectan a toda la región.

Por lo tanto se propone que las aguas negras del canal la Compañía y río Amecameca sean conducidas por gravedad a la parte más baja de la subcuenca que es el Lago Tláhuac- Xico y ahí tratar el agua con una planta de capacidad de 1,200 litros por segundo, lo que permitiría detonar en una primera etapa el riego agrícola y rehabilitación de canales de ejidos en Tláhuac, Chalco, Valle de Chalco y Xochimilco. En una segunda etapa se propone almacenar y potabilizar agua del lago para las colonias que sufren mayor escasez y que irónicamente son las que se inundan con estas mismas aguas, que se encuentran en Valle de Chalco y Tláhuac.

Para finalizar, tomó la voz el Sr. Guillermo Apóstol Estrada, delegado del pueblo de Huexoculco, municipio de Chalco, y representante del sector de afectados, mencionando que debido a la irresponsabilidad de los 3 niveles de gobierno se han ido dando este tipo de inundaciones: Al no darle mantenimiento a las presas de cuenca alta, estas ya están azolvadas, lo que provoca que los cauces de los ríos no se detengan, traigan basura y lodo y afecten las viviendas al desbordarse. Ejemplo de lo anterior es la inundación que sufrieron en julio de este año, en donde perdieron pertenencias, autos y casas enteras.

Recalcó que por la sobrexplotación de los acuíferos aparecen grietas, como las que afectan a 50 casas y al pozo que abastece la población de Huexoculco. El señor Apóstol relata que se ha solicitado a los 3 niveles de gobierno apoyo para los damnificados y hasta el momento no ha habido una respuesta favorable o un responsable que apoye a los casi 500 afectados por la inundación.