Incumplimiento en la regulación de publicidad de comida chatarra en horarios infantiles e instalación de bebederos en las escuelas

28.ago.14 El Poder del Consumidor y la Alianza por la Salud Alimentaria - la cual FANMex forma parte- hicieron un análisis sobre los criterios de regulación de alimentos y bebidas, que, a comparación de otros países la regulación mexicana es sumamente laxa. México encabeza la lista de obesidad infantil, por ende, necesita  una regulación efectiva como campaña para combatir esta gran enfermedad. Además que se debe trabajar de la mano para inculcar el consumo de agua potable. Y es a través de la instalación de bebederos que se piensa hacer frente a esta epidemia.

Respecto a la regulación de alimentos y bebidas son tres las líneas en las cuales no se ha trabajado para tener un mayor impacto: los criterios nutricionales utilizados, la poca cobertura a los medios por los que se publicitan estos productos y la falta de regulación a las principales herramientas de engaño y manipulación a los niños.

En la página oficial de la Secretaria de Salud clasifican como los "Cinco principales" a los alimentos y bebidas  dirigidos a niños que son: los cereales azucarados, las bebidas azucaradas, las botanas dulces, las botanas saladas y la comida rápida conocida como fast food.  El 15 de julio se aprobó la medida de restricción como parte de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes. Fue la Comisión de Protección contra Riesgos Sanitarios [Cofepris] quien plasmó el horario restringido para estos productos, que fueron los siguientes: de lunes a viernes de 14:30 a 19.30 hrs y sábados y domingos se amplia de 7 a 19:30  horas. Esto representaría la reducción del 40% de la publicidad de estos productos. 

Sin embargo, el análisis por parte del Poder del Consumidor y la Alianza por la Salud Alimentaria evidencia que no se ha cumplido las medidas. Por ejemplo, los criterios de regulación provienen de las mismas empresas empresas que se pretende regular. - Un poco pasa lo mismo en la Reforma Energética con la nueva Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente, donde se convierte juez y parte de los permisos a las empresas petroleras y al mismo tiempo se encarga de sancionar el impacto ambiental-. 

Se hizo un comparativo con Reino Unido, Dinamarca y Perú donde se detectó que México permite la publicidad de productos que en esos países no; o que mínimo se debe señalar explícitamente que es dañino para la salud y evitar su consumo excesivo. El criterio mexicano  es 200%  más laxo que el de Dinamarca y 240% más permisivo que el de Perú. Otro punto que debemos tomar en cuenta es que la publicidad se límita únicamente en tv y cines, mientras que otros paises aplica también para escuelas, internet y medios impresos.

File 2273

Como se mencionó anteriormente, una de las líneas para combatir la obesidad en la cual FANMex hace énfasis de trabajar arduamente es el impuesto al refresco. Hay dos resultados positivos que genera este impuesto: orilla a la población a consumir agua en vez de refrescos, y segundo, parte de lo recaudado se destinará a la instalación de bebederos en las escuelas. Se calcula que el impuesto al refresco en total va a recaudar 14 mil millones de pesos anuales. Por tanto, la Alianza por la Salud Alimentaria señala que con una cuarta parte del total es suficiente para cubrir la instalación de los bebederos. Sin embargo, parece ser que en la próxima propuesta de egresos de la Nación el 8 de septiembre, NO viene específicamente el desglose de conceptos en los cuales se invertiría lo recaudado del impuesto a las bebidas azucaradas. FANMex y La Alianza por la Salud Alimentaria hizo un llamado al Presidente Enrique Peña Nieto y al Secretario de Hacienda Luis Videgaray para que en el paquete fiscal venga de manera clara la distribución del impuesto antes referido. 

El 2014 ha sido un año logros para FANMex y la Alianza, el que ya se haya aprobado un impuesto al refresco, se haya regulado la publicidad de comida chatarra y que la instalación de bebederos ya está en la agenda legislativa es un gran paso. Lo siguiente es buscar una regulación más rígida donde podamos ver resultados en las escuelas, en espacios públicos y en la salud de los mexicanos.