Se lleva a cabo el foro “Devastación ambiental en el oriente de la Cuenca de México”

 

El pasado 28 de julio se celebró en la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID), sede Valle de Chalco, el foro “Devastación ambiental en el Oriente de la Cuenca de México”, organizado por varias organizaciones, entre ellas Guardianes de los Volcanes. Este foro tenía como objetivo generar un espacio para que los pueblos dañados en su medio ambiente pudieran dar a conocer sus afectaciones ambientales, intercambiar experiencias y tratar de buscar nuevas formas de solución a dichos problemas.

Investigadores, asociaciones civiles, organismos ambientales, ejidatarios y colonos llamaron al Congreso de la Unión a reformar ordenamientos en materia de desarrollo urbano para tres delegaciones del Distrito Federal y 13 municipios del oriente del estado de México.

Los asistentes del foro denunciaron que la ampliación de la carretera federal México-Cuautla y la construcción de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro han acelerado la urbanización de la cuenca de Chalco, la cual se colapsará en menos de una década si no se modifica la ley para impedir la construcción de más conjuntos habitacionales y la perforación de pozos de agua.

El desarrollo urbano provocó incremento hormiga de la mancha urbana en los ejidos de las delegaciones Tláhuac, Milpa Alta y Xochimilco. Pero en municipios como Chalco, Valle de Chalco, Ixtapaluca y otras localidades mexiquenses se permitió la construcción de cientos de viviendas de interés social.

El hidrogeólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa, Carlos Vargas Cabrera explicó que en el perímetro existen tres fallas geológicas con una longitud superior a los 20 kilómetros y la pérdida de agua, en el acuífero subterráneo, se combina con las fallas geológicas y está generando nuevas grietas y fisuras de gran magnitud.

File 1644

Recordó que hace unas semanas ocurrieron tres sismos en esta región que podrían estar vinculados a la sobrexplotación de los mantos, e incluso con la actividad del volcán Popocatépetl. Además, el suelo no es habitacional, sino agrícola.

Los participantes en el foro llamaron a modificar la Ley General del Agua para evitar la perforación de más pozos agrícolas con fines urbanos y de casa habitación. Convocaron a modificar leyes y reglamentos para impedir que continúe el avance de la mancha urbana.

Imelda Carreón Valdovinos, integrante del Centro para la Sustentabilidad Incalli Ixcahuicopa, aseguró que los académicos hacen las propuestas y proyectos hídricos para recuperar la cuenca, porque si no se aplican estas medidas en menos de una década se vivirá una crisis de agua. Actualmente ya se enfrenta una crisis por las inundaciones que generan los desbordamientos de los canales y ríos y que afectan a los municipios y delegaciones que forman parte de la cuenca de Chalco.

Fuente: La Jornada